¡Ábranse aguas del mar

que, aunque el viento

venga en tromba,

he decidido nadar,

y olvidé guardar la ropa!

doctorpoeta