IN MEMORIAM

A Gabriel, ¡corazón!

La locura y el odio

avivaron tu espanto:

¡vuelan buitres, raptores de vida,

rapaces de sueños,

y sedientos de sangre

y de llanto !

Clama al cielo el descaste:

¡que sus garras, se trunquen

que su pico, se aplaste!

¡que el rigor

de una causa ajustada,

parta en trozos, sus alas

y desplume en mil partes.

doctorpoeta