Prehistórico, Arte Rupestre, De Fondo, Antigua, Piedra

EL NIÑO ENFERMO EN LA PREHISTORIA

CURIOSIDADES PEDIATRICAS

En el examen riguroso de las huellas encontradas en esqueletos de niños de yacimientos antropológicos, se llega a conclusiones certeras, sobre la variada tipología lesional. No sólo se han podido demostrar daños de origen traumático, sin duda la causa más frecuente, sino también, las secundarias a otras enfermedades infecciosas y metabólicas, tales como la otitis, la osteomielitis o el raquitismo, bastante comunes en aquel periodo. También eran frecuentes las cefaleas, miopía, vista cansada e hipo.  Como remedio terapéutico para estas patologías, se utilizaba casi siempre, la trepanación del cráneo, no sólo con un fin exclusivamente médico, sino también como rutinario procedimiento de tipo mágico-religioso, con el que se pretendía, con convicción, expulsar la desventura del pequeño paciente, al que se consideraba poseído. (¡Imaginad “nuestro” cólico del lactante o la otitis sero-mucosa actuales, tratados con sendas trepanaciones!). Hay constancia de signos demostrativos de bastantes sobrevivencias tras la trepanación. Era moda, colgar en el cuello de los niños, para exhibir como medalla o amuleto, la rodela o tapa ósea trepanada, como signo de estética, de orgullo o de acción de gracias. Lógicamente, también, existe demostración fehaciente de numerosísimos fallecimientos fulminantes.

Antonio C. Rodríguez Armenteros