En su origen llamado QUINTILIS. Quinto mes del antiguo calendario romano, dedicado a Julio César. En su simbología se representaba bajo la figura de un joven de carnes bronceadas por el sol y cabellos coronados de espigas.

El Delphinium es la flor natal de Julio cuyo aroma estimula el ánimo (y por cierto ahuyenta los mosquitos). La leyenda mitológica dice que brotó en el lugar donde derramó su sangre Ajax, héroe de la batalla de Troya. Atrae a la música y a las buenas vibraciones. Las delphyniums de color rosado son ofrendas del amor adolescente y las blancas expresan deseo de felicidad.

“En la orgásmica del alba,

dulce fue mi despertar:

fue un aroma…¡dulce aroma

que, entrando por la ventana,

su beso me saludó;

embriagador este olor,

suave néctar de su flor

que me alegra la mañana,

embebiéndose en la gama

de las esencias de amor!»

doctorpoeta