CIERRA EL DÍA

Y mi impronta tan trillada

por las eras de la vida,

a la postre de abeldarse,

sea en pajar o sea en granero,

busca alivio y se cobija.

Antonio C. Rodríguez Armenteros