SI DELIRO ¿DÓNDE IR?

Nadie soy al llegar de lo que fui;

fui sujeto de tu verbo en la oración;

fui el objeto de la letra en tu canción.

Tan escaso de ternura e ilusión,

 si deliro ¿dónde ir?

si despierto, ¿dónde iré?

Me pregunto si he llegado

porque nadie ya me ve;

nada soy, aunque no quiera.

Todo el álbum  de la historia

recorrí:

mar de fotos deslustradas,

con dobleces, mal cuidadas,

risas rotas

que refrescan  mi memoria,

cotejando lo de antaño  y lo de ahora.

Miro una,

aun con lustre conservada,

donde veo limpia tu cara

y el rubí de tu cabello,

con melena bien peinada:

Fue un reclamo incontestable

que, al antojo de tu amor,

sugerente me llamaba.

Me empachó tu caramelo

y ahora purgo, náusea a náusea,

en un brete feo y procaz

la colitis pertinaz,

que mi alma, deshidrata.

doctorpoeta