Busco  tiempo para algo;

¿para qué?, si hay poco plazo;

Y ¿por qué? si es poco, algo.

No sé

si en qué otro mundo,

pero aquí,

algo es bastante;

nadie vale más que algo

y no sabe  lo que vale,

porque aquí, no mide nadie;

porque la sombra se oculta

más allá de la ventana,

dónde, ya, ni la ve alguien;

aunque la busque en la calle,

removiendo  en el silencio,

¿qué impresionará mi oído

si algo de sombra, sale?

porque ya,

en tan poco plazo,

no podrá  asombrar a nadie.

Algo dejo aunque sea poco

y, por poco, ya es bastante

o más bien, lo lleva, a  nada,

si, impertérrito, se acaba

el corto plazo en ese  instante.

doctorpoeta