REENCUENTRO

Es mi miedo
que me lleva a suplicarte;
Mi mirada busca alzarse
hacia el consuelo:

¿Dónde estás, que tu cuerpo
ya no siento?
¡Puede ser lo haya ocultado mi recelo!

Tal vacío no se llena con anhelos
y mis manos
se pierden de encontrarte.

Tu desdén
tan violento en mi quimera…

¡Al fin despierto!
y, mis caricias y tus besos,
se reencuentran.

doctorpoeta