Dame savia,

que mis venas van vacías;

un gotero desde el tallo

y de las hojas

y el aroma de mi rosa ,

preferida,

vierten sangre,

en mi alma malherida.

Doctorpoeta.