Fuego, Cambio Climático, Energía, Llama, El Calor

VERANEO; LUEGO… ¡PIENSO!

Nada es tan detestable como sentir invadidas, las fronteras de nuestra existencia, por el intrusismo de otro ser. En cambio, en los enamorados, estos límites se tornan tan porosos que, al penetrar la ANHELADA individualidad para fundirse, de forma trepidante, con la ANHELANTE individualidad y viceversa, la felicidad entre ambas existencias fundidas, fluye necesariamente, del calor desprendido en la fusión.

doctorpoeta