No es tiempo de disensión

CONCORDIA hay que preservar

y no hay mejor decisión

que el arbitrio del perdón.

PERDONAR, PERDONAR, PERDONAR,

cientos, miles y millones,

¡tantas veces como estrellas!

doctorpoeta

MINOS LO CONDENÓ