¡Levántate amada mía y vente!.

¿Sabes? Han abierto las nubes,
las lluvias cesaron
y la borrasca ya se ha ido.

Canciones y flores brotan
de la tierra
y, en las grietas de las rocas
del bello acantilado
donde esperas escondida,

se me muestra tu semblante
cuando abajo, las olas callan su furia
para que escuche tu voz, linda voz,
sedosa voz, que casi no lo es….

doctorpoeta