En este año especial, es crucial y prioritario, la protección del «pellejo» y poner a broncear los sinsabores y el miedo que, tan pálidos están.

doctorpoeta