RAZÓN DE SER

Se afirma el poder que me

sostiene, energía  

con la que había sido

engendrado:

No me mueven impulsos

de conquista

ni alcanzar los confines acotados

ni recelo a quienes ganan la partida;

simplemente,

me conducen dos motivos:

el primero, muy activo, que es amar

y, el segundo, aunque pasivo,

es ser amado.

doctorpoeta