El corazón y el alma son vasos comunicantes y fuerzas vitales de la existencia. Aunque la luz de uno y otra difieran, el nivel que alcanza la pasión coincide en ambas partes, en condiciones normales de presión y temperatura.

doctorpoeta