De nuevo, poquito a poco, me he orientado en el espacio pues, todo lo que fue por fuera, ahora quiere estar tan dentro que es preciso revisarlo. Por supuesto, el visto es bueno y ¡hay que darle cuerda al tiempo para no quedar parados! 

Buenos hijos, nietos buenos y, consortes, buenos ellos.

doctorpoeta