QUE NOS «PILLE» CONFESADOS

¡Qué rumbosos (o rumberos) los distinguidos frugales!
Ahora ya pueden comprarse más rosarios y misales.
¡Guay!

doctorpoeta