¡Oh! crisálida que aguardas
el despliegue de tus alas.

¡No se ven pues no han salido;
volará en cuanto salgan
y sentiré que se haya ido!

Me citaste mariposa
y olvidé dónde había sido:

si en un pétalo de rosa,
olvidé que era en la roja;

si en el envés de la hoja,
soy daltónico perdido;

Fue en la espina,
ahora recuerdo,
ese pinchazo sufrido;

quise levantar mi vuelo;
y, al ver que sangraba el dedo,
tarde fue volar contigo.

¿Volverá mi mariposa?

doctorpoeta