De nuevo los cardinales como pretexto del mal; la pandemia poco afecta a la bella Portugal porque tiene la gran suerte de, en Occidente, morar; pobre gente, los del este, que asolados siempre están.

Porque hay “pasta” por el Norte (Austria muy arriba no está) les debemos suplicar que nos den sin intereses y se lo van a pensar; porque las gentes del Sur, guapetones, buena gente, no somos de bien pagar y las cuentas, por hirientes, nadie las quiere avalar; ¡malditos, qué mala gente! ¡En el Sur sólo hay bondad, aunque no quiere ser gueto!

doctorpoeta