Tiempo, Reloj, Dali, Distorsión

BUENOS DIAS DESDE UN BRUSCO DESPERTAR

Mis párpados,

tan pesados como la idea,

sueltan lastre de legañas

y de lágrimas furtivas,

que se esmeran en, limpiar, fijar

y dar esplendor,

al mensaje de mis versos.

Para todo el orbe, ¿Un beso?

No, no, no…

Muchos, miles, cientos,

¡más que estrellas!

doctorpoeta