REFLEXION EN AYUNAS.

Se frena mi intención de escribir pensando en que pudiera ser anacrónico y que, mi mensaje, no tuviera “sitio”. No sé pero algo necesita el mundo; ¿podría ser la poesía, a la vista del estrepitoso fracaso de los sistemas aplicados?. Grandes hombres y mujeres de estado han destacado como maravillosos-as poetas. Me encantaría que los telediarios terminaran, tras EL TIEMPO, con un poema, aunque fuera triste (para no desentonar) y recitado con la prisa de un comunicador a punto de “dar de mano”.

doctorpoeta