Soñar:  una delicia que desubica la existencia del espacio y del tiempo; mucho, el ego, lo agradece y quiero vivir en sueños. Esta mañana temprano, un cosquilleo, me despierta; el roce de una “coleta” y pensé morirme de pronto; pero soñé al descubrir, que fue mi esposa y no, otro. ¡Jóder!

doctorpoeta