Maternidad, Niña, Embarazada, Mamá, Embarazo, Familia

MATERNIDAD

El amor es esencia universal. El amor materno podría ser, y así lo creo, un peculiar efluvio inagotable de esta esencia, enjaezado de un aroma peculiar de dulzura, entrega y entusiasmo. La madre ama tanto a su hijo, no sólo por ser parte de su propio ser sino también por sentir, en él, la prolongación de sus propios circuitos vitales, sensoriales y anímicos. Su amor va más allá de la propia contrariedad, de todo sacrificio, incluso aceptando, con resignación y heroísmo, sus reacciones de vileza: siempre lo amará, incluso, si es agresivo, incrédulo, hostil, rebelde, mentiroso…. Y ¡tantas cosas más!

¿Me quedé corto al describir qué es el amor de una madre? Con seguridad.

¡Gracias madres en nombre de los pediatras que admiramos y agradecemos tantísimo  como vuestro corazón aporta a la causa de devolver la sonrisa a quienes la habían tenido perdida!

doctorpoeta