A mi paso, se abren las estrellas y me acercan a tus sueños; se enciende la llama de mi alma, que te abrasa; atrapas mis manos en las tuyas y…

¡la Luna se encara con el alba! 

doctorpoeta