¡MADRE!
Te vi en sueños;
¡jo, que beso pude darte!
y, tanto quise apretarte,
que resucitó tu anhelo…

¡Nada más impresionante !

doctorpoeta