Reflexiono sobre la respuesta a una pregunta que me viene al pensamiento. Si, por evolucionismo, desapareciera la mujer del orbe, ¿qué sería del hombre a su paso por la estepa? Probablemente erraría dando tumbos despistado,  sin papeles, harapiento, desnutrido, con barba selvática, tiritando, acosado por un oso, al que termina aburriendo, onanista compulsivo, haciendo bolas de nieve para irse entreteniendo y obseso con llegar al polo desorientado en el tiempo.

¡Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia!

Doctorpoeta hombre: ¡PREFIERO EXTINGUIRME YO!