NO OCUPA LUGAR, SABER

¿A qué escarbar por lo inaudito, si el misterio de la covid se blindó consigo mismo?

¡Sólo toca resistir!

Aunque a mi modesto, y tal vez cualificado, entender no hay motivo, de momento, para adelantarnos a padecer (ojalá que nunca) el Síndrome del Derrumbamiento Cósmico.

Podría ser explicable asumir una situación de miedo insuperable, con todas sus consecuencias, si la estadística de contagiados-infectados- enfermos leves coincidiera con escaladas progresivas y rápidas de graves-ingresos hospitalarios-ucis-fallecimientos; mientras tanto es fundamental mantener la calma, cumplir la normativa y evitar, para mantener el equilibrio emocional de adultos y niños (muy preocupante), la inmersión en un submundo, por ahora virtual, procesado por datos preocupantes (desde luego), aunque también contaminado por la conjetura.

Dr. Antonio C. Rodríguez Armenteros