¿Por qué el término POLITICA se denigra de una forma tan aturullada, por no decir otra cosa, haciendo que “cale”, como un atentado contra el sentimiento, el dicho tan manido de “NO ES MOMENTO DE HACER POLÍTICA”?. Distinto sería, creo, si ello implicara la insinuación de que NO ES MOMENTO DE HACER MALA POLITICA, POLITICA OPORTUNISTA, POLITICA BARRIOBAJERA, POLITICA VENTAJISTA. La verdad, que ahora más que nunca, es vital el arbitraje de una POLITICA CON MAYÚSCULAS, lejos del concepto que se tiene de “POLITICA” irradiado desde las esperpénticas sesiones parlamentarias, desde las intrigas por el poder, desde las estrategias en pro del  individualismo o  del partidismo, del no predicar con el ejemplo…

doctorpoeta