La Naturaleza, Planta, Mariposa, Monarca Mariposa

REVUELO

¡Oh! crisálida que aguardas

el despegar de tus alas;

¿No se ven?…

 ¡pues no han salido!;

surcarán, en cuanto salgan.

¿Olvidaré que te has ido?

Me citaste, mariposa,

y dudé donde había sido:

si, en un pétalo de rosa,

no recuerdo que era roja;

si, en el envés de la hoja,

soy daltónico perdido.

¡Posamos en una espina;

ahora  recuerdo,

aquel pinchazo sufrido!

Quise, levantar mi vuelo

y al verme sangre en el dedo,

dejé de volar contigo.

¡VUELVE A MÍ, MI MARIPOSA!

Antonio C. Rodríguez Armenteros