Navegaré, en velero perdido, por un mar increíble de canción de sirena, de infinito y hondura, del reflejo de estrellas; del que tira la Luna, en flagrante marea, del amor infrecuente que a puerto no llega y se funde en el cielo, con piedras inertes, en el astro que espera…

doctorpoeta