LIGAR EN VERANO
Yacer, por puro instinto, no es CORDIALIDAD; es COMPLICIDAD.

Ha sufrido mi instinto
compungido,
un brusco espasmo
que, creyendo placentero,
no lo ha dejado, en absoluto,
complacido.

Sin dulzura, el devaneo
provoca hastío,
sensación de estar vacío
y, también, nudos de asco.

Me abalanzo, con premura,
hacia el lavabo,
a enjuagarme el, disoluto,
desencanto.

Epilogo: No alude a puritanismo ni atavismos, no. Es cuestión gramatical. Amarse con sexo, no debe ser oración con sujeto y con objeto, sino con dos agentes sujetos.

¡Sería una fascinación!

doctorpoeta