¿Sabes?
En la orgásmica del alba, allende mi despertar, tu belleza contemplaba y mi Dios apareció; complacido me espetaba que una vez soñó contigo al esbozar su Creación; y, para formar a Eva, en tu cuerpo se fijó.

doctorpoeta