Mi felicitación más cordial a todos los padres, luchadores compulsivos y a todos-as los-as que CELEBRAN hoy su onomástica.

MARY A PEPE:

-¡Cari, venga! ¡Deja un momento el trabajo; dame un beso, toma al niño y ríete con él un rato;  no te entretengas, mi bien, que alegre te está mirando. Juega en el suelo con él;  me estoy  tomando el café y por poco me atraganto, al darme prisa en comer, para ver si os alcanzo!

¡QUÉ DE ABRAZOS OS DARÉ!

 doctorpoeta