No desesperes, cariño,

si ves mustios los rosales;

pues la vida es tan hermosa

que, sin lindas rosas rojas,

(que han de volver Dios mediante)

desahogarás tus suspiros,

¡disfrutando de otras cosas!

doctorpoeta