A mis maravillosos nietos

AXE EL VIKINGO

Mi armadura es de paseo,

sin espadas que me dañen;

el escudo es para el juego,

sin dardos que lo traspasen.

Me “mola” el hacha de goma,

con dragones en el mango;

seguro la empuñaré

y brincaré por el barco.

¡Vikingos, a navegar!

a la isla hay que llegar,

donde, las valkirias moran

y nos van a agasajar!

Cuando besemos sus manos,

los cascos hay que quitarse;

pues con cuernos decorados,

es muy fácil asustarse.

Juntos haremos  viajes;

llevaremos mil legados,

juguetes, muchos regalos

y sueños de largo alcance .

¡Que aquellos barcos de guerra,

se anclaron en el embarque;

y cualquier arma que hiera,

se arrincona en el desguace!

doctorpoeta