¡LEVANTAD LA LOSA!

Florecerán las rosas tan sutiles

a pesar de la escoria del parterre

y la sombra de arbustos de espinos.

Apremiante es renovar, con buena  tierra,
los bancales donde crezca la sonrisa;

¡que agua clara, sea su riego, 
que el limpio sol sea caricia

y que el viento, que es azote, role a brisa!.

doctorpoeta