PRENDIENDO LA LEÑA

El amor es como un fuego

que, no sólo arde en el alma:

yo me caliento en tu voz,

en tus ojos tan certeros

y también, cuando callada,

dices tanto sin palabras.

doctorpoeta