BUENOS DÍAS DE UN DÍA MENOS

Esperaré

mientras se alivia mi jadeo

por el agobio que me asfixia

y, al tiempo, oteo

por los confines del anhelo,

el avance de tu brisa,

como soplo,

que acaricie el pesar que me calcina

y acorte el plazo, que es muy largo,

y desespero.

doctorpoeta