Mi alma no tiene patria

y encontrarla no pretende;

sólo milita en su cuerpo,

para intentar convencerle

de que, el amor y los sueños,

van a cambiarle la suerte.

doctorpoeta