Para mis pequeños pacientes, en especial para los, ahora,

hospitalizados:

Diente de Oro el Pirata,
no ha regresado del mar;
seguiremos esperando
pues seguro nos traerá:

Besitos de una sirena,
la tinta de un calamar;
de perlas, una docena,
un arca de finas piedras,
cien collares de coral,
un alijo de esmeraldas
y mil trances que contar…

doctorpoeta