ESCALA EN EL CORAZÓN

Alforjas de mi alma,
ligeras de equipaje;
el barco, pronto zarpa
y emprendo mi viaje;

izada la bandera,
oteo el horizonte;
tesada está la vela;
¡quiero alcanzar mi norte!.

Una galerna, castiga:
hay zozobra y oleaje,
mi sueño a la deriva;
pero, el timón, da un viraje.

El mástil, con esfuerzo,
aguanta la embestida…
¡y rola, el viento acre,
a dulce son de brisa!

doctorpoeta