CONVIENE…

Cuando el llanto más conviene,

nunca lo puedo arrancar;

que las ganas llegan solas,

cuando el sentimiento quiere

todas las penas “largar”.

doctorpoeta