Hay que asumir y celebrar como un hecho histórico, la flagrante irrupción de la mujer en la, continua y renovable, construcción del mundo. Desde mi óptica, cimientos sólidos tendría el edificio si, en el organigrama de actuación, ésta aportara la elasticidad de la estrategia y  el hombre, el rigor de la gestión.

doctorpoeta