DIAGNOSTICO, PRONÓSTICO Y TRATAMIENTO

Opulencia e indigencia son extremos muy perjudiciales para la existencia y sus estamentos. El exceso y el defecto no estabilizan y considerar que, sólo desconciertan, sería eufemístico; de hecho, podrían ser factores generadores de todos  los males del mundo. La felicidad, el ansia de vivir, la descendencia, la nutrición adecuada, el tener ilusión, luchar por llegar a la meta, todo lo que gratifica y une hay que encontrarlo, justamente, en la zona media del status. ¿Se nos podrá facilitar el camino, alguna vez?  La utopía dejaría de ser estructural llevando a la práctica aquellas estrategias sistémicas y colegiadas trazadas por “almas” decididas a corregir el realismo, por lo que condición sine qua non sería TENER CONCIENCIA EXHAUSTIVA DE LA REALIDAD.

Antonio C. Rodríguez Armenteros