Entrenad para no ser como el pez que, en alardes de olimpiada,  bate su marca para morder el anzuelo.

doctorpoeta