HABLEMOS DE PEDIATRIA.

Desde que comenzaron hace pocos días, colegios y guarderías, ya atendemos en consulta, casos de catarros virales y sus manifestaciones, cuya frecuencia se va incrementando en cada temporada. Los virus del catarro común y otros, encuentran, en el cambio estacional hacia el otoño, un momento idóneo para que empiecen a concentrarse en el ambiente; esto, unido a la concurrencia de la población infantil en colegios y guarderías, y el contagio, en el propio espacio compartido, sobre todo de lugares cerrados, por las gotitas inaparentes de fluido respiratorio, hace que la oleada epidémica sea, más o menos, expansiva.

Inicialmente, el virus del catarro común y otros, en menor medida, deberían de provocar un cuadro clínico, en teoría, leve y de escasa trascendencia clínica; hecho que ocurre, por lo general, en adultos, adolescentes y escolares sanos.

Dicho lo cual, la frecuente aparición del cuadro clínico denominado bronquiolitis, con más prevalencia en lactantes y preescolares, aunque no infrecuente en recién nacidos  merece una consideración especial para explicar, de forma comprensible, ¿qué es?, ¿qué alcance tiene?, ¿cómo actuar ante la aparición de un episodio?, ¿acudir a urgencias?,¿puede esperar a la consulta ambulatoria?, ¿es catalogable de asma y, por tanto, de padecimiento crónico? ¿dejaría alguna secuela?.

Daremos respuesta con ocasión de la asistencia en consulta de los primeros casos, que están al caer.

Un abrazo,

Dr. Antonio C. Rodríguez Armenteros