REFLEXIÓN DESDE MI DESAYUNO, HOY, FEMINISTA

Pienso y reparo que, en la equiparación de los géneros, hay una asignatura pendiente: la universal afinidad, «hombre más alto que mujer», atávica e infundada.
¿Por qué, la tendencia, no podría amoldarse también a «mujer más alta que hombre», con lo que se elevarían, creo, la autoestima y el orgullo de la mujer?

doctorpoeta