MATINAL

Quiero ser la alarma de tu reloj porque quiero vivir en ti, sólo en ti, desde el despertar.

Ser una intrusa en tu vida pretende mi alma:

Es mi ardiente deseo que prevalece sobre mis otras ansias, que podrían ser equívocas y vanas.

En la oscuridad de tu silencio, desde mis entrañas, resuena este grito: ¡te amo y a ti sólo necesito!

Como ciclón busca brisa, habiendo sido sacudida,  así mi pasión busca dulzura después de beberla amarga y te grita: ¡te amo y a ti sólo necesito!

doctorpoeta