SUJETO PACIENTE

Son tus labios mi destino

y lo tendré muy presente,

al iniciar el camino,

cuando el fin del plazo llegue…

No serán uno ni dos;

ni tres, ni cuatro, ni cinco:

¡como pocos, seis o siete!.

doctorpoeta