La frustración es un látigo para la autoestima:

Si lucháis lo indecible y no conseguís alcanzar el ideal, IDEALIZAD LA REALIDAD: será gratificante instalaros en ella.

doctorpoeta